He aprendido

  

Quizas pueda permitirte el lujo de sentir como trepan mis sentidos al latir de tu garganta, intentado escapar, cual mariposa atrapada. Dejarte saber que ese nido no aúna en tus recuerdos, porque quedaron en el olvido. Imaginando que los destellos de aquel sin sentir de tu vida, junto a la mía, podrían alguna vez sorprender al abismo. Sintiendo que todo fue una mentira y que la única certeza que me da, es la magia. 

He aprendido a leer con cada compás, cada imagen, cada escena de la película que conforma tu vida. Y no es tan complicado escribir sobre ella. Me dije que algún día daría con el caos infinito que penetra en tu iris, serpenteando cada circonita, penetrando las entrañas en la penumbra para encontrar el contacto en el que se hacen realidad mis mas deseadas pesadillas. Allí, entre tanta luz, sacados de la galaxia pictórica que dibuja tu niñez, estaban las pasiones, los deseos, las añoranzas, los recuerdos. Todos en furor, en erupción, sirviéndose a su antojo de la delicada sinfonía que desde lo mas hondo, latía.  

Anuncios

Somos equilibristas borrachos

No darle importancia e incluso desconocer la hormona que invade nuestro cerebro. Muchas veces no es culpa nuestra, sino falta de información. La dopamina maneja nuestros impulsos y nos bloquea hasta el punto de suprimir la compañía de uno mismo en un mundo repleto de personas, animales y cosas increíblemente difícil, entonces, por descubrir. Somos equilibristas borrachos de nuestras propias alturas, a veces, tan altas como para llegar al infinito y otras tan profundas como para tocar el punto caliente de nuestros subsuelos. Es complicado entender qué es lo apropiado o lo inapropiado cuando el placer interactúa con nuestros sentidos disturbando continuamente nuestra realidad. 

Una colaboración de Jesús Molina

Periodismo de Inmersión para desenmascarar la realidad

Günter WallraffGünter Wallraff prosigue en la actualidad con la tarea que emprendió hace más de tres décadas, y el propio autor ha asegurado que seguirá trabajando con estos métodos mientras su salud se lo permita, pero es en la década de los sesenta cuando sus investigaciones sacudieron al público alemán. Es en este periodo cuando publicá la investigación que lo llevó a la fama, con el título Der Aufmacher. Der Mann, der bei Bild Hans Esser war. En este relato narra la experiencia de haber trabajado durante tres meses y medio en la redacción del periódico alemán Bild-Zeitung, de corte sensacionalista, para denunciar los escabrosos métodos de investigación que utilizaba. También ocasionó gran repercusión su libro Ganz unten, una referencia ineludible del periodismo europeo. Sigue leyendo

“A sangre fría”

sangrefriaTruman Persons nació en Nueva Orleands, el 30 de septiembre de 1924. Por una pelea de sus padres pasó gran parte de su infancia en Alabama, acompañado de 4 ancianos. Allí nacería su pasión por la literatura y los chismes. Lo que él posteriormente llamaría “un estilo de ver y oír” que hallaría su gran desenlace de su novela “Plegarias Atendidas”.

Empezó a escribir cuando tenía 8 años: de improviso, sin inspirarse en ejemplo alguno. No conocía a nadie que escribiese y a poca gente que leyese. Pero a él sólo le interesaban cuatro cosas: leer libros, ir al cine, bailar y hacer dibujos.

Sigue leyendo

Tirítame

carro

Tirítame de fiebre
somos jóvenes y ardientes.
Empléame en tu dicha
y tenme hasta la saciedad.

Dorados y cobrizos
tu piel y mi pelo
Claras y claros
tus huellas en mis ojos.

Olvida encontrarme
buscando en tu olvido.
Tómame a mí,
y a él,
al presente digo,
y haz de esta lucha
tu mejor memoria.

Señala citas y versos,
suspira e inspira
en cada atasco
y tenme en los semáforos
de tu
sensatez.

Saca papel en blanco
dibújate,
dibújame,
me has visto sabia
como nadie.

Señala mis marcas
y también las tuyas
en ellas.