Sobre mí

niño

Siempre me ha encantado rallar cuadernos y dar rienda suelta a mi imaginación mientras desconecto de la realidad en la que algunos nos sumergen, para volverme a reencontrar con ella cuando la indignación de mis sueños se hace sincera.

Y que mejor forma de aprender a transmitir lo de dentro y lo de fuera que estudiando la profesión de a quien prestaba atención cuando aún no sabía hablar. Alguna profesional del periodismo me enseñó a ello. Después mi don innato para no cerrar la boca hizo que reflexionara sobre otras vías de escape, que aún así, a veces no son suficientes.

Perdonen mi ritmo chirachachero, mi lengua nunca para y mis sentidos nunca duermen. Ojalá algún día existan personas capaces de inmiscuirse en mi mente y poner en práctica todas mis voluntades. Ese día tendremos un mundo mucho más sano y agradable.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s