“Pit i collons” hasta el final.

Sería en el verano de 2007 el año que Tito volvería al Barsa para no marcharse jamás.

La muerte de Tito Vilanova, a los 45 años de edad, ha sido un golpe duro para todo el mundo del deporte. El exentrenador del FC Barcelona nos deja con un recuerdo inolvidable de lo que debe ser un entrenador y una persona común. Luchador hasta el final, el día 25, Tito nos decía adiós tras un largo camino de esfuerzo por sobrevivir a un cáncer en la glándula parótida. Sigue leyendo

Anuncios