Me permitía….

  
Y no es otra la razón que el que me permitía escuchar el ruido del silencio. 

Y es que no es otro el motivo que el que me permitía ver luz entre tanto gris.

Y es que no es otra la consecuencia que el que me permitía vivir en armonía conmigo misma. 

Anuncios